Un niño ciego en clase.


Actualmente podemos encontrarnos en nuestra vida profesional con un niño ciego en clase o con alguna deficiencia visual acusada, si es así no ha que alarmarse por ello, estoy seguro que será una de las experiencia más bonita de vuestra vida docente en la que aprenderéis mucho.
Es en este caso donde, la famosa innovación educativa, expresa su máximo potencial creativo por arte del maestro.

Por otro lado tampoco es fácil, hay que formarse bastante y tomar en cuenta ciertas medias además de las propuestas por los especialistas del centro.

Entre otras muchas que existen, os voy a proponer las que veo más importantes de carácter general, (si os apetece compartir alguna más, estaría genial compartirlas en este blog más abajo).

  • En primer lugar es muy importante poder generar un acercamiento, una retroalimentación o vínculo que sea desde el punto de vista personal y que no se entienda desde la deficiencia. En pocas palabras, ser su amigo para que tenga toda la confianza de poder contar contigo para todo.
  • Conseguir que el alumno pueda sentirse seguro en clase y estar pendiente de mantener su autoestima alto. (Esto no significa que pueda hacer lo que quiera y perder tu autoridad).
  • Tenemos que ser realistas con él y no negar sus limitaciones, por lo tanto dejarle proponer en clase para adecuar sus limitaciones.
  • Cuando nos acerquemos a él saludarlo e identificarnos si es preciso.
  • No evitar mencionar palabras o frases que puedan ser obvias a un vidente y a un invidente no.
  • Pero lo mas importante es conseguir, tener en cuenta estos aspectos pero con la máxima naturalidad, intentar que su día a día en clase sea de lo más normal posible junto a sus compañeros.
Evidentemente, un aspecto fundamental a la hora de trabajar con un niño ciego o con deficit visual en clase es ponernos en su situación, entender como captan ellos el entorno donde se encuentra, si esto lo llegamos a comprender y junto a la ayuda de un profesional podremos tener mucho mejor adaptada nuestra aula además de  nuestro comportamiento y actuación en un entorno donde se encuentre este alumno.
En el caso de un niño de infantil, el trabajo con ellos es bastante más laborioso ya que tenemos que estimular todos los sentidos posibles que puedan favorecer la percepción de su entorno y realidad, evidentemente uno de los más importantes el tacto y el oído, para ello utilizaremos objetos reales y diferentes texturas.
Tanto si el alumno es de infantil como de primaria si que tenemos que concienciarnos en verbalizar lo mas correcto posible, describir aquello a lo que nos refiramos de una manera más precisa, es posible que sea necesario subdividir los procesos de cualquier actividad, anticipar de forma verbal algunas situaciones que se pueden prever para un vidente, es importante mantener en clase un nivel de ruido controlado (cerrar los ojos en un ambiente con ruido y sentiréis el por qué).

En la mayoría de los casos, los alumnos con deficiencia visual suelen tener un cierto grado de visión, este es muy importante conocerlo para poder adaptar el medio y el material de trabajo a él:
  • Tendríamos que facilitarle, en la medida de lo posible, ayudas ópticas y no ópticas para facilitarle sus tareas en clase.
  • Utilizar un material claro y poco recargado.
  • Ofrecerle una guía o referencia de la situación de los elementos en la página de los libros utilizados.
  • Adecuar la cantidad de luz para el trabajo.
  • Ser algo más rutinarios en clase, esto aumenta su seguridad de actuación.
  • Intentar no provocar excesivos cambios en la estructura de la clase, tanto del mobiliario como de los compañeros y lugar donde se encuentren las cosas.
  • Ser ordenados.
  • Muy importante, mantener las puertas y ventanas o abiertas totalmente o cerradas. En el caso de no ser así avisar.
  • Si es posible, que tenga a su lado un alumno de confianza para cualquier cosas que pueda surgir.
  • Lo más importante, conseguir el sentimiento de uno más en clase, tanto para él como para el maestro y los alumnos.
El maestro ha de seguir también ciertos hábitos o rutinas de trabajo que ayuden a crear esta situación en la que todos puedan llevar un ritmo de trabajo adecuado, para ello ha de atender el ritmo con el que este alumno realiza las tareas escolares, no es tarea fácil ya que los niños videntes puede que lleven un ritmo mayor, por lo tanto ha de conseguir que todos puedan alcanzar lo mejor de cada uno de ellos. El maestro, además ha de formarse a conciencia para poder darle a este alumno el máximo de recursos materiales y educativos posibles; ya sea instalando en clase instrumentos y material didáctico especifico, aumentando el tamaño de resolución y brillo de la pizarra digital,  verbalizar mejor, repetir lo ya expuesto en la pizarra de forma verbal, trabajar de forma colaborativa muy cercana con los especialistas del centro ala hora de evaluar, tener motivado al alumno para que participe e intervenga en clase y trabajar de forma conjunta y efectiva con el profesor de apoyo si tiene la suerte de tenerlo.

Pero el aspecto más importante para un niño son sus amigos y compañeros, este juega un papel fundamental para el desarrollo integral de los más pequeños, y para ellos mucho mas importante que nada en el mundo.
Por mi experiencia, somos los adultos los que más perjuicios tenemos ante una persona que pueda presentar un aspecto diferente a lo que estamos acostumbrados diariamente, pero cuando hablamos de los niños, esto se invierte, sí, tenemos mucho que aprender de ellos. He leído muchos libros en los que nos crean pautas para convencer y manipular a los compañeros de un invidente o niño con deficiencia visual, per todos ellos están escritos por adultos que escriben bajo sus pensamientos y perjuicios de adulto. La realidad en la escuela, en la mayoría de los casos que he podido experimentar, es que son acogidos con total normalidad, de igual manera que cualquier otro y son capaces de integrarse perfectamente en el aula. Por otro lado, en los espacios de ocio como puede ser el recreo, evidentemente ellos mismos van encontrando su grupo de afines donde sentirse cómo. 
A pesar de esto, no podemos dejar de tener cierto cuidado y estar atentos a estas relaciones. El papel de invidente con amigos videntes proporciona, de forma involuntaria, una gran cantidad de valores sociales difícilmente de trabajar de otra manera y los vínculos creados suelen ser extraordinariamente fuertes.


EL USO DE LAS TIC EN INVIDENTES.

Actualmente, el uso de las TIC o de dispositivos informáticos es algo tan importante como saber conducir o saber dos idiomas. Vivimos en el mundo de la comunicación, en un mundo que va a una velocidad vertiginosa y los niños han de saber utilizar todos estos medios y darles un buen uso.
Tenemos que entender que su mundo es digital,  hoy en día el 90% de os niños españoles saben utilizar un smartphone.
Quizás hace años era más difícil hacer llegar estas nuevas tecnologías a nuestros alumnos invidentes,pero actualmente don el desarrollo tan acelerado de las TIC y su adaptación a a cualquier tipo de persona lo tenemos mucho más fácil.

Hoy en día no podemos cerrar los ojos ante la invasión de las nuevas tecnologías, evitar que nuestros alumnos no usen un dispositivo móvil es luchar contra corriente, tenemos que dejarles que  las usen, pero lo tenemos que hacer dándoles una formación previa de calidad y que el uso del teléfono móvil no sea algo "tabú" en los centros escolares. Lo podríamos comparar a cuando no se podía hablar de sexo en los colegios y luego nos dimos cuenta que era todo lo contrario, teníamos que hablar y enseñarles.

Por esta razón, tenemos que llevarles estas nuevas tecnologías a nuestro alumnos invidentes, abrirles las ventanas al mundo para que puedan enriquecerse de toda la información a la que tienen acceso.
Para ello existen cientos de adaptaciones para el uso de los ordenadores para ciegos, Google fue el primero en presentar su navegador adaptado.

Las personas invidentes, son las que más se pueden beneficiar de estas nuevas tecnologías, poder escribir largos textos con su voz, comunicarse instantáneamente con sus compañeros y maestros dede casa. Y que decir poder sustituir la antigua máquina de escribir braille por un ordenador portátil adaptado, poder recibir la información de correos electrónicos por sintetizadores de voz, imprimir en alfabeto lo escrito por braille. Podríamos estar mencionando miles de recursos y ventajas que las nuevas tecnologías han proporcionado para hacer la vida más fácil a un invidente.

Con esto, simplemente quería sensibilizar, mucho más si cabe, a los maestros y responsables para que no se cierren ante el uso de las TIC con alumnos invidentes o con cualquier otra discapacidad, que investiguen y se formen para poder hacerles llegar todos los recursos necesarios y escuchar sus propuestas sobre el tema que seguro que conocen muchos mas recursos para utilizar en clase, además que estos enriquecerán mucho al resto de compañeros.

Desde mi humilde punto de vista espero haber arrancado un posible momento de reflexión y de ánimo para seguir trabajando en la integración e igualdad de todas las personas desde la base, desde la escuela.




Un niño ciego en clase. Un niño ciego en clase. Reviewed by Colegio3punto0 Educacion on 10:10 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.