La experiencia del JUEGO es casi imposible hoy en día para los niños.


Hoy vamos a hablar de los niños intentando ponernos en su lugar y viendo la vida desde su altura.
Cuando crecemos pasamos a formar parte del universo de los adultos, un colectivo que cree saberlo todo, que son capaces de tomar decisiones sobre su vida y sobre la vida de los demás, que piensa que unos niños callados, estáticos y sumisos son niños correctamente educados (adiestrados) y que una clase en silencio mientras el profesor bla, bla, bla... es una clase que aprende.

Entre estos adultos hay unos pocos que de vez en cuando recuerdan que no hace mucho ellos también fueron niños y eso les permite fijarse en unos seres bajitos que andan por ahí, que juegan y corren en los lugares en los que les dejamos o hemos creado a nuestro gusto para ellos.
Pero vamos más allá, en este grupo de adultos, hay un subgrupo el cual es raro encontrar, aunque afortunadamente cada vez vamos viendo mas especímenes que escapan de esa zona de confort, cada vez podemos ver mas a este subgrupo que aunque su cuerpo crezca y envejezca, mantiene esa mirada limpia y cargada de ilusión heredada de su infancia. Son gente sencilla capaz de trasladarse de un mundo adulto, cuadrado y gris a mundo de los colores y formas múltiples sin sentido de la infancia como si de un cuento de Peter Pan se tratara. Esos son los privilegiados, los que tienen la virtud de conectar entre estos dos mundos.

Cuando uno tiene delante a estos maestros, se da cuenta que no son como los demás, tienen una luz especial en su mirada y una energía que los diferencia y los hace únicos, esos son los maestros conocidos como "educadores del mundo"; Aquellos que aman el progreso, que entienden la vida como una aventura por el País de Nunca Jamás, aquellos que entienden que la emociones y la ilusión son el mayor motor que puede impulsar la creatividad y las ganas de superación.
Todos hemos visto niños con un dominio impresionante en el manejo del balón, de complejos videojuegos, de complicados programas de ordenador o capaces de memorizar todos los jugadores de 1ª y 2ª de fútbol, y luego suspender un tema de los sectores económicos de la asignatura de Sociales.
No son los maestros, ni el sistema educativo, ni que los niños sean menos listos, ni los padres los causantes del conocido fracaso escolar. El problema es la el olvido de como piensa un niño a su edad, de cuales son sus inquietudes e intereses y de cual es la mejor forma de hacerles llegar aquellos conocimientos y capacidades que, los adultos pensamos que les son necesarios para una vida adulta, la cual parece que es la única que se vive y por la que se vive (desde que se nace hasta los 25 años no existe vida para los adultos).

Hoy os quiero dejar una entrevista muy interesante de un profesional de la educación el cual se califica como "Niñologo", su nombre es Francesco Tonucci" y nos comenta de una forma muy amena la importancia del "juego real" para una formación integral de los niños.

Nos hace entender que, hoy en día que los niños vivan la experiencia del juego es casi imposible ya que, los adultos nos metemos de lleno en ella rompiendo toda intención del mismo. Los adultos protegemos a nuestros niños dentro de nuestra casa y luego, como si se tratase de un apéndice los metemos directamente en el coche para sacarlos de ella a otro recinto creado por un adulto especialmente para él. No dejamos pié a la aventura, a la necesidad de crear e inventar juegos en un ambiente adulto donde aprender de verdad. Nos pensamos que por la tarde llevamos a nuestros hijos a "jugar al fútbol" y realmente lo que estamos haciendo es llevarlos a otro colegio donde los adoctrinan a jugar un deporte, ya casi no se ve a niños jugar a la pelota donde la portería tenia un larguero imaginario el cual hacia a todos ponerse de acuerdo en su altura invisible. Gastamos mucho dinero para proporcionar juego controlado sin dar nada de juego. Estamos creando cabezas cuadradas con esquinas fuertemente marcadas. Tenemos que entender que el juego es gratuito, que los adultos no sabemos jugar y que la base del juego está en el cerebro de un niño no en la materia del adulto, solamente ellos son capaces de volar con sus manos y de lanzar rayos con un dedo.

Si la forma natural de aprendizaje de un niño es el juego, es imposible acompañarles en el mismo ya que los adultos no sabemos jugar sin reglas establecidas. Podremos hacer que memoricen cientos de conceptos obligando a ello, pero solo aprenderán aquello que consigamos hacerles llegar y crear un interés. 


Ahora bien, os dejo una pregunta para despedirme, Si el juego es esencial para la formación integral y de salud mental del niño, y las mañanas las pasa encerrado en la escuela, por la tarde está en escuelas deportivas y en academias de idiomas, por la noche cena y hace los deberes del colegio, ¿Cuando un niño puede jugar y potenciar su imaginación y creatividad?, ¿No te sientes como un ladrón que le está robando eso que tu si tuviste?, ¿no crees que los adultos hemos creado un negocio de la infancia y juventud de los niños? ¿Es totalmente ético esta forma de adoctrinarlos? ¿Por que nos creemos saber más de ellos que ellos mismos? ¿Le has preguntado?
La experiencia del JUEGO es casi imposible hoy en día para los niños. La experiencia del JUEGO es casi imposible hoy en día para los niños. Reviewed by Colegio3punto0 Educacion on 11:30 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.